Galder Cerrajería destaca las buenas sensaciones de su debut, pero recuerda la delicada situación clasificatoria

"Tenemos que ser humildes y mirar solo al próximo partido"

Tras un ilusionante ‘redebut’ con el Burgos Club de Fútbol, el mediocentro Galder Cerrajería ha apuntado esta mañana ante los medios de comunicación que hay que ser “humildes” y pensar solo en el próximo encuentro. “Lo importante es ir poco a poco; sumando de tres en tres y eso es lo que nos llevará hacia arriba”, ha destacado el vizcaíno.

Cerrajería, que ha vuelto a defender la camiseta del club cinco años y medio después, ha recordado que cuando se marchó en 2014 “lo hice con el mal sabor deboca” de una mala segunda vuelta que alejó al equipo entonces entrenado por Ramón María Calderé de las posiciones de play off por el ascenso. “Tuvimos una primera mitad de temporada muy buena pero en la segunda tanto el equipo como yo no estuvimos bien y me quedé con esa mala sensación”, ha explicado. Por eso, y aunque en diferentes momentos se ha especulado con su vuelta, “cuando mi representante me dijo que existía la posibilidad de venir al Burgos dije que era aquí donde quería estar”, ha relatado. “Vengo de no tener continuidad y minutos, pero con muchas ganas”, ha comentado.

La situación actual es adversa a la de ‘su’ Burgos, ha admitido Cerrajería. El vestuario que me he encontrado no es el de un equipo hundido. Hay muchas ganas, muy buen ambiente, gente muy maja y que saben que la primera vuelta no ha respondido a las expectativas, así que tienen muchas ganas de hacer una buena segunda vuelta”, ha advertido. En Calahorra ya se vio esa ambición: “Estuvimos muy bien tanto con balón como sin balón en un campo en el que es muy difícil competir, donde te ponen en mucho peligro con balones parados, centros laterales… creo que lo supimos tapar y que hicimos un partido muy completo”, ha dicho.

Una línea que espera refrendar este domingo en el encuentro ante la Cultural. “Va a ser un partido bonito, porque es un rival que tiene jugadores de otra calidad y que está pensado para ser campeón de este grupo. Aunque ahora esté por delante el Logroñés tienen mucha calidad, sin duda son peligrosos, pero va a haber un ambiente muy bonito y esperamos estar a la altura”, ha explicado.

Eso sí, Cerrajería rehúye habar de objetivos aludiendo a la situación clasificatoria del equipo. “No hemos hecho nada… no podemos pensar en altas cotas porque la situación es la que es y debemos, desde la humildad, pensar en el próximo encuentro. Por lógica todos venimos soñando con un play off, con un ascenso… pero lo que toca es ganar cada domingo”, ha concluido.

Imágenes

Cerrajería, en un instante de un entrenamiento junto a Borja Sánchez.Cerrajería, en un instante de un entrenamiento junto a Borja Sánchez. (Burgos CF)